7 Pasos para lanzar un nuevo producto con éxito

7 Pasos para lanzar un nuevo producto con éxito

¿Sabías que 8 de cada 10 nuevos productos que salen al mercado fracasan? Salvar esta estadística y formar parte de ese 20% de situaciones en la que lanzar un nuevo producto que sea exitoso es el objetivo de toda empresa. Y esto solo se logra con un ingrediente: estrategia.

¿O crees que las grandes marcas como Apple, Ikea o Converse presentan sus productos en el mercado por casualidad sin haber seguido un plan? No, ¿verdad? Sin duda, la falta de planificación es la principal causa por la que naufragan tantos lanzamientos.

Si eres emprendedor o empresario, necesitas saber cómo lanzar un nuevo producto al mercado con éxito paso a paso. En este artículo encontrarás la respuesta.

Cabe decir que, el lanzamiento diferirá en función del tipo de producto, la industria o el mercado objetivo al que se dirija. Por tanto, a partir de las pautas que detallamos a continuación, deberás trazar un plan personalizado para tu propio proyecto.

Recuerda que el lanzamiento de un producto es un esfuerzo para llevar una nueva solución al mercado que se debe llevar a cabo de forma coordinada con varios departamentos, entre los que están ventas, marketing o atención al cliente. Cuenta con ellos a la hora de dar forma a la estrategia.

Paso 1: Ten claro a quién te diriges

Es imposible llegar hasta tu audiencia si no la conoces. Por ello, definir a tu cliente ideal es la base de cualquier estrategia de lanzamiento efectiva. Se trata de meterte en la mente de tu público objetivo y empatizar con él para comprender quiénes son, cómo piensan, por qué necesitan tu producto, cómo puedes comunicarles la necesidad que resuelves y cuál es su proceso de compra.

Respecto a este último punto, el objetivo es comprender en profundidad de dónde obtiene la información tu público, qué y quién influye en el proceso de compra y qué eventos específicos desencadenan la toma de decisiones.

Toda la información que recopiles sobre tu cliente resultará vital para determinar el producto exacto que debes lanzar, qué mensajes van a calar en el consumidor y qué canales resultarán más efectivos para difundir tu mensaje y, en última instancia, generar ventas.

Paso 2: Identifica una necesidad insatisfecha

Si quieres llevar un producto al mercado y obtener buenos resultados, necesitas situar al consumidor en el epicentro de toda tu estrategia de lanzamiento. La falta de capacidad para ponerse en la piel del público y detectar cuáles son sus necesidades reales antes de desarrollar un producto desemboca en la mayoría de ocasiones en fracaso.

Después de definir una estrategia de segmentación y tener claro el mercado a los que te diriges, te resultará más sencillo determinar qué producto es el adecuado para resolver el problema de tu cliente. Descríbelo, detalla sus características principales, cómo satisface una necesidad real del mercado y por qué el público debería elegirlo frente a otros. Al concluir, tendrás una verdadera propuesta de valor en tu mano.

Paso 3: Investiga el mercado

Ya sabes a quién y qué vas a vender. Ahora toca fijarse en la competencia para completar tu estudio de mercado y determinar el panorama en el que te mueves.

Cualquier empresa cuyo producto resuelve el mismo problema que el tuyo es un competidor. Investigarlo te ayudará a conocer su oferta y ver cómo puedes diferenciarte. De este modo, podrás construir una marca única que sobresale.

También te permitirá ver si es un producto rentable y aprender de los errores o aciertos que hayan cometido hasta el momento en sus tácticas de lanzamiento para evitarlos o replicarlos. Además, podrás sondear la estrategia de precios que sigue tu producto en el mercado para ajustar la tuya.

Infografía -7 Pasos para lanzar un producto con éxito

Paso 4: Crea un prototipo del nuevo producto y testea

Con el fin de evitar invertir en un lanzamiento de un producto que quizá no esté del todo preparado para complacer al mercado, es recomendable fabricar prototipos y testearlos. Durante este proceso, asegúrate de que el producto puede fabricarse de manera eficiente y se puede escalar, considerando los costes de producción, los procesos de fabricación y el control de calidad.

En este sentido, resulta interesante crear un PMV (producto mínimo viable) o producto en versión beta y utilizar métodos de validación como pruebas de producto, demostraciones previas con un pequeño grupo de usuarios alfa (realizadas internamente) o accesos anticipados, entre otros, para ver si el concepto que has creado satisface los deseos de los clientes.

Asimismo, podrás analizar aspectos como el packaging, las funcionalidades, la usabilidad o el precio para determinar si están preparados para satisfacer a la audiencia. En definitiva, todo este feedback que los probadores beta te entreguen te permitirá ir perfeccionando el producto, en caso de que sea necesario, para asegurarte de que lanzas una oferta de calidad y relevante para el mercado.

Por otra parte, con esta fase de testeo conseguirás evitar críticas o daños a la credibilidad de tu empresa que podrían tener consecuencias fatales para el proyecto a nivel de imagen de marca y captación de futuros inversores.

Paso 5: Construye una cadena de distribución sólida

Si vas a lanzar un nuevo producto, debes asegurarte de que cuando el consumidor se disponga a comprarlo pueda hacerlo, ya sea a través de canales físicos o por medio de comercio electrónico. De lo contrario, corres el riesgo de desperdiciar el esfuerzo y el capital destinados al lanzamiento.

Contacta de antemano con los proveedores y distribuidores con el fin de gestionar de forma eficiente de la cadena de suministro y así establecer una estrategia de distribución logística que garantice un abastecimiento suficiente para satisfacer la demanda.

Paso 6: Diseña la estrategia para comercializar el nuevo producto

Si ya tienes el producto final en tu mano, es el momento de sentarse a planificar cómo llevar la oferta al mercado. El objetivo es generar demanda y mitigar cualquier riesgo que pueda aparecer asociado al lanzamiento.

Si has completado los pasos previos, ya tendrás una parte de tu plan de marketing creado (estudio de público objetivo e investigación de mercado). Completa tu documento con un análisis DAFO y un presupuesto.

Una vez que concluyas todo este estudio, estarás preparado para definir qué canales de marketing, tácticas promocionales y estrategias de comunicación son las adecuadas para lanzar tu producto con éxito.

Entre ellas pueden estar la creación de una landing específica dentro del portal web, la difusión en redes sociales, la colaboración con influencers, los comunicados de prensa, las campañas publicitarias en medios tradicionales y digitales o la difusión a través de correo electrónico si la empresa ya dispone de una base de datos previa.

Incorpora, además, un cronograma con cada paso del lanzamiento detallando fechas y horas específicas. No te olvides de incluir las fases de prelanzamiento y de seguimiento posterior al lanzamiento.

De la misma manera, incluye los roles y responsabilidades específicos de cada departamento o empleado durante la fase de lanzamiento para asegurarte de que todos los equipos trabajan sincronizados y remando hacia la misma dirección.

Por último, selecciona una lista de indicadores clave de rendimiento (KPIs) para cada objetivo específico marcado que te ayudará a verificar el éxito del lanzamiento, así como detectar qué estrategias están funcionando y cuáles se deben modificar.

Algunos de los KPIs a los que debes prestar atención son la tasa de adquisición de clientes, la tasa de conversión, el tráfico a la página de ventas, la cobertura mediática, el engagement en redes sociales, las unidades vendidas, el coste de adquisición del cliente o el retorno de la inversión (ROI).

Paso 7: Evalúa y optimiza

Medir el éxito (o no) del lanzamiento es crucial para realizar las mejoras necesarias. Durante los días y meses posteriores tendrás que hacer balance del progreso. Para ello, recopila comentarios, reseñas y menciones tanto de clientes como de expertos del sector.

No descuides la atención al cliente para reforzar el valor del producto y evaluar el éxito. Revisa también los KPIs que fijaste en el plan de lanzamiento. Con esta información podrás comprobar si debes realizar ajustes para optimizar la estrategia de producto, ventas y marketing.

Ten presente que recibir críticas no es extraño, así que prepárate si llegan. Tómalas con empatía y aprovecha esa información para iterar, brindando soluciones rápidas a corto plazo e ideando otras a largo plazo que garanticen que los futuros clientes no se encontrarán con los mismos problemas más adelante.

Y, si todo ha ido bien, no te detengas. Continúa trabajando para perfeccionar al máximo la estrategia y obtener los mejores resultados posibles. Mantente atento a las tendencias de tu industria y a los movimientos de la competencia para adaptar tu táctica en consecuencia.

Todo esto te aproximará a tu meta: ofrecer la experiencia que deseas con tu producto y generar ventas.

Más allá de seguir este proceso detallado, para lanzar un producto o servicio con éxito es indispensable contar con una base de conocimientos y habilidades directivas clave. Si todavía no cuentas con ellas, el Master Executive en Administración de Empresas que organiza la Cámara de Comercio de Oviedo puede ser la solución ideal a lo que estás buscando.