Prepárate para ser un Director General de Empresa

Prepárate para ser un Director General de Empresa

A lo mejor estás buscando formas de dar un paso adelante en tu carrera profesional. Dejar de ocupar puestos de los cuadros intermedios y empezar a tomar posiciones de un alto nivel de responsabilidad, donde tengas que desempeñar funciones directivas, gestionar presupuestos, equipos de trabajo y conseguir objetivos.

Si quieres ser Director de un departamento, o incluso más, Director General de una empresa, necesitas primero entender cuáles son las habilidades y capacidades que debes desarrollar para poder desempeñar puestos de dirección.

En este artículo te explicamos en detalle qué es un Director General de una compañía y cuáles son los elementos que no deberían faltar en tu formación si aspiras a tener este perfil.

¿Qué es un Director General?

El Director General (en inglés llamado Managing Director) de una empresa es un alto ejecutivo que representa la máxima autoridad en la organización y es el último responsable de los resultados de la compañía.

Entre sus funciones, el Director General planifica y coordina las estrategias y las operaciones de la empresa, toma decisiones y organiza las actividades de la compañía, de común acuerdo con la Junta Directiva, elegida por los propietarios, generalmente la Junta General de Accionistas si hablamos de una Sociedad Anónima.

Es importante distinguir la figura del Director General o Director Ejecutivo del Presidente del Consejo de Administración, que es un órgano administrativo, elegido por la Junta General de Accionistas, encargado de supervisar y guiar las acciones del Director General. Tampoco hay que confundirlo con el Consejero Delegado (el CEO), que actúa como enlace entre el equipo directivo y el área corporativa, y tiene encomendadas algunas tareas de representación.

El Director General, por tanto, está más cerca de las operaciones de la empresa del día a día, y cuenta también con un equipo directivo. Entre estos, se encuentra el Director de Marketing (Chief Marketing Officer), el Director Financiero (Chief Financial Officer) o el Director de Operaciones (Chief Operating Officer).

Qué cualidades y características debe tener un Director General

El Director General de una empresa puede tener diferentes personalidades, pero debe ser capaz de:

  • Ejercer el liderazgo de la empresa
  • Tomar decisiones
  • Comunicar sus directrices
  • Organizar y coordinar la empresa

En este sentido, el perfil de un Director General es el de un profesional con un conocimiento estratégico avanzado, con una alta capacidad de comunicación, una buena autoestima y una visión de negocio que le permita coordinar a su equipo directivo y conducirlo hacia donde quieren los propietarios.

Generalmente, son personas con un alto nivel intelectual y estudios avanzados.  En cuanto a nivel de formación, en la mayoría de los casos han cursado un Máster MBA en alguna universidad,  escuela de negocios o instituciones vinculadas al tejido empresarial como, por ejemplo, las Cámaras de Comercio. Tienen por lo general, dominio del inglés y experiencia internacional, especialmente cuando hablamos de empresas multinacionales.

Aunque no necesariamente vienen del mundo empresarial, generalmente son personas que han estudiado carreras como Economía o ADE y tienen una sólida base intelectual en gestión económica. En los últimos años, también se aprecia un porcentaje importante de Directores Generales con formación universitaria en las diferentes disciplinas de ingeniería que completan una formación integral con un Máster en gestión de negocios.

Cómo prepararte para ser un Director General o Ejecutivo

Las personas que sean elegidas para desempeñar puestos de alta dirección en la empresa serán, por lo general, individuos que han encaminado su carrera laboral en esa dirección. Es muy difícil que alguien que sólo ha desempeñado funciones en los cuadros intermedios pueda llegar por experiencia o longevidad a desempeñar funciones directivas.

No obstante, tener una experiencia laboral previa es un bagaje esencial para poder desempeñar el puesto de Director General. Es importante mostrar compromiso con la empresa, buscar posibilidades de ascenso y permanecer en formación constante, sobre todo en materias de gestión financiera y empresarial.

Por lo general, la velocidad a la que seas capaz de ascender a puestos de mayor responsabilidad en la empresa, te abrirá puertas, en muchos casos, para que puedas desempeñar primero funciones directivas como director de Departamento, y más adelante llegar a convertirte en Director General.

Un aspecto muy importante es no cerrarnos puertas, ya que no todo el mundo conseguirá llegar a Director General de una gran compañía, pero sí que podemos aspirar a desempeñar funciones directivas como Director de Marketing o Director Financiero.

Poner la mira también a nivel global y no circunscribirse al mercado local nos ayudará también a aumentar nuestras posibilidades de éxito, por lo que tener un conocimiento alto del inglés y especialmente del inglés de los negocios nos ayudará a mejorar nuestro perfil profesional de cara a este objetivo.

Cuando hablamos de grandes organizaciones y grandes presupuestos, debes tener en cuenta que también se exige unas capacidades excepcionales en función de la naturaleza y el tamaño de la organización. Gestionar grandes presupuestos o definir objetivos de negocio no son funciones que puedan desempeñar profesionales que sólo han desarrollado tareas técnicas.

Debes tener también en cuenta que llegar a ser Director General no es algo que ocurra de la noche a la mañana. Además de disponer de una formación de élite, es imprescindible hacer los contactos adecuados y participar en actividades de networking de cara a darte a conocer entre los inversores y empresarios.

Desarrolla tu formación empresarial

La Cámara de Comercio de Oviedo te ayuda a que puedas seguir mejorando tu formación para quienes aspiren a llegar a lo más alto del organigrama. Si quieres desempeñar funciones de dirección en una gran empresa, necesitas los conocimientos, los contactos, las capacidades y la experiencia necesarias para conseguirlo, cursando por ejemplo, su programa más demandado como es el caso del MBA.

Podemos mejorar nuestra capacidad de liderazgo y comunicación a través de la práctica y el ejemplo de otros empresarios, que pueden servirnos como guía para potenciar nuestra trayectoria profesional.

En esta línea, lo que mejor viene a tu evolución profesional es acceder a una formación en administración y dirección de empresas al más alto nivel y a un precio asequible en una institución prestigiosa como la Cámara de Comercio.

Dar el paso para formarte en dirección empresarial te abrirá puertas para crear nuevos contactos en el ámbito empresarial y adquirir una formación práctica y adaptada a la realidad para que puedas seguir creciendo y tener una visión más estratégica.

En la siguiente Infografía se presenta un resumen de los aspectos más importantes que debe reunir el perfil de un Director de una empresa:

Ser Director de una Empresa

Los comentarios están cerrados.