4 pasos para comunicar con éxito los cambios en la organización empresarial

Cambios en la organización, ¡4 pasos para comunicarlo con éxito!

Comunicar cambios en la organización de una empresa ya sea a nivel estratégico, de gestión o personal, nunca es una tarea sencilla. Son muchos los gerentes y directores que contemplan el inicio de una crisis antes de tomar estas decisiones. En cualquier caso, si vemos que lo que hemos hecho hasta ahora no funciona tendremos que coger las riendas.

Adaptar tu negocio a las necesidades del mercado es una realidad que no podemos ignorar y, con los continuos cambios que este experimenta a lo largo del año, debemos permanecer alerta para que las ventas o contrato de servicios no decaigan pero, ¿seremos capaces de pisar en suelo correcto?

¿Qué pautas debo seguir para los cambios en la organización?

Una vez tenemos claro que debemos cambiar la perspectiva de la empresa para cumplir con los objetivos marcados, lo siguiente a tener en cuenta es una estrategia que funcione al margen de los parámetros que habíamos dibujado en un inicio. A continuación, te dejamos con una serie de pautas que suelen funcionar para comunicar de manera efectiva los cambios a los que se enfrenta la empresa u organización:

Compartir una visión

Para que la situación sea comprensible por el personal de la empresa tenemos que compartir una visión adaptada a todos. Los cambios en la organización del negocio no son fáciles para nadie y más cuando el equipo piensa que puede perder su trabajo. Con mucha calma, debemos ponernos en el sitio del otro para saber cómo se siente.

Ser transparente a la hora de comunicarnos con las personas que trabajan por y para nosotros es la única manera de bajar el estrés. Con la estrategia elaborada y estudiada de forma que nada pueda fallar, resulta recomendable ponerse en contacto con los compañeros y dejar clara la situación. ¿Sabes que también pueden aportar en positivo respecto a los cambios de la empresa?

¡Cuenta una historia!

Existen muchas formas de motivar y relajar al personal que trabaja con nosotros. Cuando los cambios son necesarios pero la plantilla se muestra irascible, nada mejor que contar una historia de éxito que empuje a todos para hacer lo mismo. Si escuchaste hablar de una empresa que, después de muchas pérdidas implantó una nueva metodología que los resucitó, puede que tus empleados se solidaricen con la causa.

Exigir cambios en la organización de una empresa no siempre implica despedir parte del personal o reducir su jornada laboral. En ocasiones tiene mucho que ver con el tipo de trabajo que se ha estado haciendo hasta ahora sin que el rendimiento de los resultados que todos esperábamos del mismo. Concienciar sobre este punto no solo consigue que el negocio salga a flote sino que también otorga transparencia.

Empleados como héroes del cambio

Antes de hablar debemos elaborar un discurso donde el empleado se vea como parte del cambio y una pieza fundamental de la reestructuración de la empresa. La ansiedad y el miedo que se puede provocar en una persona jugaría muy malas pasadas en ese individuo que lleva tiempo sacrificándose por nosotros.

Mediante la historia de éxito anterior conseguiremos que el equipo esté mucho más relajado y vea cuáles son sus posibilidades dentro de la empresa. La manera en la que transmitimos las cosas no solo nos ayuda a dejar clara cuál es la perspectiva de futuro que tiene el negocio en el que trabajamos, sino también una forma de motivar al personal.

Seguir cambiando

Los primeros cambios en la organización de una empresa ante la crisis no quieren decir que ya hay que regirse solo por la nueva dinámica. Con un mercado vulnerable y siempre a la deriva de nada nos sirve tener ideas fijas y continuarlas incluso cuando vemos que el barco se está hundiendo.

Seguir cambiando después del cambio es una clave para aumentar los beneficios y conseguir que ninguna nueva modificación nos pille con las manos vacías o sin saber que hacer ante una situación límite. Si sabes hacerte a lo que venga con filosofía y ganas de superarte muy difícilmente volverás a caer en el agujero.

Infografía - pautas a seguir para los cambios en la organización

La importancia de comunicar los cambios en la organización de mi empresa

La comunicación, que es necesaria en cualquier ámbito de la vida, juega un papel fundamental dentro de los negocios. Tanto para hablar de los cambios en la organización de una empresa como para plantear una nueva estrategia de marketing debemos ser conscientes de cómo ésta influye en la toma de decisiones. A continuación, para que lo tengas un poco más claro, te dejamos algunos beneficios que obtiene la empresa con una comunicación efectiva de os cambios en la organización:

Política de transparencia

Ante cualquier cambio que vayamos a realizar, una política de transparencia nos ayudará a dejar las cosas mucho más claras y sin agujeros. Hablar con el equipo de lo que pasa, las modificaciones que hay que hacer para salir adelante o cuáles deberían ser los objetivos finales pasado el tiempo son algunos de los puntos que se deben tratar.

Fomentar la cohesión interna

Orientar los departamentos hacia un objetivo común es la mejor manera de afrontar crisis y superar cualquier percance que nos ocurra. Si bien los problemas pueden venir por parte de una mala gestión de los recursos o tras una fallida estrategia de marketing, el equipo con el que trabajamos debe mantenerse despierto y predispuesto.

Formar al personal para afrontar los retos

Con los cambios en la organización de la empresa debemos formar al personal para afrontar los nuevos retos que nos hemos marcado. Como líder debemos ser conscientes de cuáles son las posibilidades así como también saber qué parte del equipo responderá de manera positiva ante la situación y cuál no hará nada por seguir mejorando.

Establecer métricas más estrictas

Si la estrategia u organización anterior no funcionó debemos establecer métricas nuevas a fin de conseguir lo que queremos. Siguiendo un mismo camino que no nos ha aportado nada hasta la fecha solo nos llevará al fracaso de nuevo. Tómate tu tiempo y analiza el mercado en función de los productos que vendes para después comunicarlo al equipo de la empresa y ponerse a trabajar en ello con el objetivo de lograr mejores resultados. También puedes diseñar gratificaciones para incrementar la productividad del equipo estableciendo algunos indicadores.

Fomentar la confianza del equipo

Hacer cambios en la organización de la empresa dice a gritos que hay algo que no funciona y necesitamos modificarlo cuanto antes. Tu equipo, que estará muy nervioso durante una temporada, debe saber que puede conseguir los objetivos que nos habíamos marcado pero que para ello hace falta cambiar de estrategia. ¿Sabrás cómo decirlo?

Informar de los avances

Uno de los principales errores que se dan en las empresas es no comunicar los avances y logros al equipo de trabajo. Si bien es la misión a la que están destinados, cuando estamos informando sobre la manera en la que vamos ganando todo será mucho más fácil. Motivar al empleado es otra forma de beneficiar a la marca. ¿No lo habías pensado?

infografía - beneficios de comunicar los cambios en la organización de mi empresa

Empleados que no se adaptan a los cambios, ¿qué hago con ellos?

Ni todo el equipo se adaptará de igual manera a los cambios en la organización de la empresa ni aquel que lo hace podrá asumir la carga al completo. Cuando estamos en situación de emergencia el líder del departamento es quien tiene que tomar las riendas pero también saber que puede dar con cualquier cosa.

Ante una falta de adaptación no perdemos nada por diversificar el grupo y explicar qué es lo que queremos de una forma mucho más pausada. Si los trabajadores son buenos o llevan tiempo con nosotros es fundamental no darles la espalda a la primera de cambio. ¿Eres capaz de ponerte en su situación?

A través de cursos, seminarios o reuniones puedes conseguir que ese empleado que no se adapta sea uno de los primeros de la fila meses más tarde. Es importante, ante una toma de decisiones en la que él no ha tenido nada que ver, buscar la manera de motivar hacia el trabajo. En cualquier caso, si pasado un tiempo el estado se vuelve irreversible perjudicando seriamente tus objetivos tendríamos que tomar otras medidas.

Los comentarios están cerrados.