8 capacidades para liderar en el entorno digital

8 capacidades para liderar en el entorno digital

El entorno digital plantea un nuevo escenario en la dirección y liderazgo empresarial. Las nuevas empresas nacidas al abrigo de Internet plantean nuevos modelos de gestión en el que se hace imprescindible que los empresarios y directivos adopten un nuevo enfoque.

La colaboración, el trabajo en equipo, la empatía o la capacidad analítica son claves para sacar adelante proyectos empresariales donde lo digital tiene un papel protagonista.

A lo largo de este artículo, te mostraremos éstas y otras capacidades imprescindibles para convertirte en un líder preparado y con recursos para poder afrontar los desafíos de la dirección de empresas en el mundo digital.

8 Capacidades imprescindibles para el liderazgo en la era digital

Existen diferentes tipos de liderazgo, y no todos son idóneos para la era digital. La sociedad está experimentando transformaciones que están llegando al modo de organizarse de las empresas. Estos cambios al final tienen un impacto en la gestión de los RRHH y la mejora de los procesos internos de las organizaciones.

Veamos algunas de las capacidades esenciales que todo líder empresarial requiere aprender si desea desempeñar con éxito sus funciones directivas en el ámbito digital.

1. Visión

Un buen líder en el entorno digital debe desarrollar una visión que le permita detectar oportunidades de negocio, entender la situación del mercado y tomar decisiones efectivas, basadas en una planificación estratégica y creativa que le ayuden a abrirse camino.

Esto implica estar abierto a las novedades tecnológicas que puedan suponer una ventaja competitiva para la empresa que dirige. Actuar con celeridad y eficiencia es clave para adelantarse al futuro.

2. Persistencia

En la era digital existe una gran competencia, pero también notables oportunidades. Y es por este motivo que la clave del éxito para un líder digital consiste en ser persistente, ya que muchas veces quienes abandonan un proyecto con demasiada celeridad son quienes pierden la oportunidad de ocupar un posicionamiento estratégico en el largo plazo.

En cambio, combinar una actitud abierta a las novedades tecnológicas con una mentalidad de esfuerzo, trabajo y persistencia puede generar resultados que ayuden a la organización a desempeñar una posición de autoridad.

3. Colaboración

El líder digital debe ser consciente de la importancia del trabajo en equipo y la colaboración entre las distintas partes para lograr un objetivo común.

El compromiso y la participación de los distintos profesionales involucrados en el desarrollo de un proyecto digital es clave para el éxito, ya que un líder no puede tener un conocimiento profundo de todas las disciplinas que se desarrollan en el mundo digital (desde la programación y el diseño UX/UI hasta el SEO o SEM) y siempre puede enriquecerse de la aportación de diferentes especialistas.

Los liderazgos fuertemente jerarquizados no entonan con las nuevas generaciones. Y en un entorno digital, es esencial conectar con millenials y generación Z para poder potenciar al máximo los equipos. El líder debe, por tanto, desarrollar un liderazgo horizontal, que suponga la implicación y asunción de responsabilidades directas de las distintas partes, que deben sentirse protagonistas en su ámbito.

4.  Empatía

La empatía es una de las claves del entorno digital, donde la comunicación eficaz debe basarse en un esfuerzo por la comprensión del otro.

Aplicar la empatía en los negocios supone para el líder aprender a conectar con los intereses de las personas, tanto clientes como proveedores y personal de la empresa, de manera que pueda desarrollar habilidades de negociación que ayuden a fomentar el compromiso y desarrollar relaciones “win-win” que contribuyan al éxito del negocio.

En esta línea, es clave que los líderes puedan aplicar técnicas de escucha activa, tanto en las reuniones de equipo como a la hora de relacionarse en el ámbito del sector con inversores, socios, proveedores o empleados.

Infografía capacidades para liderar entorno digital

5. Capacidad analítica

En el entorno digital, el análisis de datos debe ser la sustancia que permita tener una visión precisa de la realidad de los negocios. En esta línea, un líder no debe permanecer de espaldas al análisis de los principales KPI’s o indicadores de rendimiento de la empresa, que en el entorno digital pueden estar ligados a distintas áreas.

Hablamos de conceptos como tasa de conversión, costes de adquisición de cliente o valor medio por pedido, en lo que respecta a las ventas, pero también deben recogerse datos sobre todo lo que atañe al negocio, como por ejemplo la productividad de los trabajadores.

6. Talento tecnológico

El talento tecnológico es un bien escaso, pero está en pleno crecimiento. Un líder en el entorno digital no sólo debe tener conocimientos en el área tecnológica, sino también saber detectarlo y potenciarlo. Como antes se apuntaba, es imposible que el líder tenga todos los conocimientos, especialmente cuando hablamos de un entorno de mercado en el que las nuevas tecnologías avanzan a una velocidad vertiginosa.

Sin embargo, el líder digital debe estar al tanto de los nuevos avances, herramientas y posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías como el Big Data, la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, la Realidad Virtual o la Realidad Aumentada en todas las áreas que puedan, de algún modo, impulsar los resultados de la empresa.

7. Dinamismo en la toma de decisiones

En el mundo digital, los cambios se producen de manera vertiginosa. Pero es clave que el líder de un negocio tenga una mentalidad sosegada y analítica, capaz de analizar e interpretar los datos para tomar las mejores decisiones.

Esto implica la necesidad de asumir riesgos y actuar con agilidad y capacidad de reacción ante los cambios. Sin ir más lejos, una pequeña modificación en el algoritmo de Google puede afectar negativamente al posicionamiento de la web de una empresa, provocando pérdidas debido a la disminución de su posicionamiento y tráfico orgánico.

Saber actuar con celeridad e inteligencia ante situaciones imprevisibles, manteniendo la cabeza fría, es clave para poder abordar el cambio y superar los desafíos.

8. Aprendizaje continuo

Un líder en el entorno digital nunca debe dejar de aprender. El cambio tecnológico supone la necesidad de permanecer actualizado de forma continua, por lo que incluso si el líder no va a asumir responsabilidades directas, sino que va a delegar funciones en distintos profesionales o empresas externas, debe tener un conocimiento suficiente para entender las necesidades de la empresa y vincularlas con las posibilidades que las tecnologías permiten desarrollar.

En esta línea, es esencial que un profesional apueste por la formación continua y especializada, no sólo en los aspectos técnicos ligados al ámbito digital, sino también en lo que respecta al desarrollo de negocios y dirección empresarial propiamente dichos.

Los líderes empresariales y cualquier profesional que desee potenciar sus competencias y capacidades para crear y dirigir un proyecto de empresa en el entorno digital puede marcar la diferencia cursando el Máster en Administración de Empresas que año tras año, organiza con marcado éxito la Cámara de Comercio de Oviedo..